domingo, abril 25, 2010

Un verano que mejor que decir que es negro es decir que es rojo sangre

Hay veces que un comiquero se encuentra con las obras en forma desordenada, o mejor dicho no en la forma en que determinado autor organizó su lectura. Y me sucedió eso con esto que les voy a comentar aquí. Esta semana leí el que se considera el primer capítulo de la trilogía de las conjeturas de Warren Ellis  sobre las consecuencias de una existencia real de superhéroes en nuestro mundo, editada por Avatar Press. Tiempo atrás leí el segundo capítulo (titulado No hero, y fue comentado aquí en Mondo) y estoy siguiendo mensualmente (o en el ritmo de salida que está teniendo realmente) el tercer capítulo (Supergod). Fue una sorpresa encontrar en mi comiquería amiga una edición en español de Black Summer, así que no lo pude evitar y me lo llevé un poco por afán completista y otro poco por curiosidad. El No hero me gustó mucho, pero el Supergod no está colmando mis expectativas, así que este Black Summer venía como a desempatar las cosas, je.

Volviendo a lo del orden del autor, en realidad no es importante en este caso ya que las tres historias son completamente independientes, salvo por esa deconstrucción del superhéroe que se lleva a cabo en cada una de las obras. Esto de encarar al género superheroico desde una mirada cruda, brutal y casi real ya fue tratado por el propio Ellis en The Authority hace una década atrás (ya pasaron diez años, guau) trayendo un aire fresco y renovador en las páginas de las historietas norteamericanas. Pero como esto tuvo éxito, la receta fue calcada una y otra vez en varias series, cosa que hoy haga que el regreso al héroe impoluto y simplón sea la novedad (por ejemplo en el All-Star Superman) y la visión “adulta” suena como un eco que pasó de ser la excepción de la regla de lo que es un superhéroe a ser la regla en sí misma.

Bueno, esto da para mucha charla así que enfoquémonos en lo que quería comentar. La premisa de Ellis en las páginas de Black Summer es la siguiente: ¿Qué sucede cuando un superhéroe considera que el gobierno no está haciendo lo que debe para detener el crimen? La respuesta dada en estas páginas es que toma el toro por las astas y mata al Presidente de los Estados Unidos por ser el culpable de arrastrar al país a una guerra en Irak y haber cometido fraude en las dos últimas elecciones. Bien, la historia arranca con el asesinato del Presidente y nos narra acerca de una descomunal persecución contra todos los superhéroes para borrarlos de la faz de la Tierra, creándose un caos absoluto ya que evidentemente estos seres poderosos no se van a quedar sentados esperando su muerte. Aquí es donde uno empieza a sorprenderse y es donde radica lo mejor y renovador de esta propuesta. Black Summer es completamente explícito por donde se lo mire: por ejemplo, no queda ningún margen de duda que el Presidente asesinado es Bush gracias a estas referencias, y el nivel de gore y violencia que tienen estas páginas es altísimo. Ni Marvel ni DC publicarían material tan rotundo política y visualmente. El arte de Juan José Ryp presenta claras influencias del arte de Geoff Darrow, tremendamente detallista y regodeándose en la violencia gráfica.

En resumen, este Black Summer se deja leer de un tirón. Por momentos atrapa y sorprende increíblemente, aunque hay una pregunta flotando en el ambiente cuando estamos leyendo este comic: ¿Ellis es un tipo realmente osado escribiendo este material o es un gran vendedor que sabe lo que quiere leer su público?

3 comentarios:

Mythos dijo...

No es una gran obra pero es bastante entretenido y con algunos puntos interesantes aunque realmente no aporte nada nuevo al discurso superheroico ni resulte una vuelta de tuerca tan grande porque su The Autorithy ya apuntaba en esta dirección. Entretenimiento puro y duro.

Jpkaiser dijo...

Con lo que contás, edus, ya me gustó la obra: que hicieran percha al idiota de Bush!.
Fuera de joda, me apunto a tu segunda opción, creo que Ellis es un gran vendedor, pues si comics bobos son de culto ( no miro a Spidey y Obama)el hecho de que involucre a gente real y conflictos reales y le de ese giro sangriento es , obviamente,una publicación que no pasará desapercibida.

tonifederico dijo...

Sinceramente a mi Ellis no me vuela la cabeza, the Authority me gusto pero no fue wowwww!!!. igual es de los mejorcitos. Yo personalmente soy un seguidor de Millar, creo que es superior a Ellis en cuanto a la osadía y la vuelta que le busca en los argumentos!!!